Operación Cacahuete 2: Una secuela que lo hace bien

Cartel "Operación Cacahuete 2. Misión: Salvar el parque"11 de octubre en cines

Post By RelatedRelated Post

 

Cuando me invitaron al pase de prensa de Operación Cacahuete 2, me fui a Netflix rápidamente para verme la primera parte que no había visto, y tras verme la secuela noté una diferencia entre las dos inmensa: la dirección era completamente distinta, la manera de narrar la historia era diferente, a nivel visual la secuela es mucho mejor e incluso la animación (que está muy cuidada) variaba por la forma de ser dirigida.

La primera película, Operación Cacahuete, se llevó malas críticas en general. Visualmente no es el estándar de las producciones de Hollywood y es una película construida a base de clichés. Está pensada para un público infantil y tiene chistes sencillos. En esta segunda parte, Operación Cacahuete: Misión salvar el parque, se deshace de algunos personajes memorables de la original, también construye su película en base a tópicos, pero es mucho más dinámica y visualmente placentera. No deja de ser una película igualmente dirigida para niños, aunque puede dejar un mensaje algo confuso. La historia es muy sencilla y previsible, está pensada para un público infantil y puede ser muy disfrutable. Sin embargo, no todo vale. Pues está cargada de clichés que empobrecen la calidad de una brillante animación y de una producción preciosista que maneja el color y las luces con mucha gracia. Eso sí, los chistes son bastante más graciosos que en la anterior, y si disfrutaste la primera probablemente esta también te gustará.  Buen doblaje, buena animación y muy recomendable para los más pequeños.

 

Im·genes

 

Sinopsis

Surly, la ingeniosa ardilla de color morado, vuelve a hacer de las suyas. Esta vez, Surly y sus amigos roedores se han acomodado en una tienda de cacahuetes, donde las nueces abundan y no tienen que preocuparse por buscar comida. Esto es algo que molesta especialmente a su compañera Andie, que ve con preocupación que las ardillas hayan perdido su instinto de recolectar alimentos en el bosque. Eso sí, las cosas se pondrán difíciles cuando la tienda salte por los aires.

El Parque Liberty será entonces su único refugio. Pero lo tendrán complicado, porque el alcalde Muldoon planea construir allí un parque de atracciones, con el único propósito de llenar aún más sus arcas. Juntos, todos los roedores de la ciudad, deberán unir fuerzas para impedirlo.

 

 

 

“Graduado en diseño gráfico, amante del arte secuencial. Curioso, experimental e inexperto. Para proteger al mundo de la devastación, para unir a todos los pueblos en una sola nación y para denunciar a los enemigos de la verdad y el amor.”

Deja un comentario

Email (no será publicado)