El Museo Reina Sofía se rinde ante el arte del cómic de George Herriman

Post By RelatedRelated Post

06-herriman_0

 

Con el objetivo de “bajar los museos al cómic” el Museo Reina Sofía trae a España “Krazy Kat es Krazy Kat es Krazy Kat”, la mayor de las exposiciones retrospectivas que se hayan hecho en el mundo sobre una de las figuras más relevantes del cómic estadounidense, George Herriman, y mítico personaje “Krazy kat”.
A través de 160 obras -dibujos originales y páginas de periódicos- esta muestra comisariada por Rafael García y Brian Walker plantea un recorrido por la práctica totalidad de la creación de Herriman, el creador de estas tiras cuyo protagonista, un ambiguo gato, fue considerado por el poeta estadounidense Jack Kerouac como el símbolo de la Generación Beat.
“Es la exposición más grande que se ha hecho de Herriman. Llevo 43 años haciendo exposiciones sobre el arte del cómic, pero la exposición del Reina Sofía es un gran salto adelante para el reconocimiento del arte de las tiras cómicas”, ha dicho Walker durante la presentación de esta muestra abierta desde hoy hasta el 26 de febrero de 2018.
“Hoy es un día especial porque esta exposición borra esa frontera entre la alta y la baja cultura”, ha matizado García al tiempo que el director del museo, Manuel Borja-Villel, ha puntualizado que uno de los objetivos de esta muestra es “bajar los museos al cómic”.
La exposición da a conocer no sólo la faceta gráfica del artista (Nueva Orleans, 1880 – Los Àngeles, 1944), así como el contenido, “aparentemente sencillo”, de esta tira con inversiones de papeles entre el trío de personajes protagonistas, ya que en “Krazy kat” el “perro odia al ratón y venera al gato, el ratón desprecia al gato y odia al perro y el gato no odia a nadie y ama al ratón”.
Así lo ha explicado Borja-Villel haciendo referencia a la descripción realizada por el escritor E.E Cummings, uno de los artistas que, junto a otros como  Willem de Kooning, T. S. Eliot o Gertrude Stein, se vieron influenciados por la obra del historietista, cuya tira de “Krazy kat” apareció por primera vez en el New York Evening Journal en 1913.
Ambientada en un idealizado condado de Coconino (Arizona), la tira se centra en las aventuras/desventuras de Krazy, un gato de sexo indefinido, que ama locamente al ratón Ignatz. Pero el amor no es recíproco e Ignatz le lanza continuamente ladrillos a la cabeza, gesto que el felino interpreta como actos de amor. Una relación que se presta a numerosas lecturas e interpretaciones.
Prolongada en el tiempo durante más de tres décadas -se mantuvo en varios periódicos estadounidenses gracias al magnate William Randoph Hearst- la exposición se estructura como un recorrido que arranca en los primeros trabajos previos a “Krazy Kat” (1990-1910) para continuar con dibujos y páginas de esta tira, desde sus orígenes hasta su asentamiento y desarrollo como tira independiente.
“Herriman nos dejó estas creaciones con las que podemos aprender sobre la humanidad y el sentido del humor que tenía. En su tiempo fue conocido como un dibujante de dibujantes por periodistas, poetas o escritores. Después de su muerte se ha convertido en un autor de culto para autores como Chris Ware”, ha añadido Walker sobre este autor leído por artistas españoles como Pablo Picasso.
Coincidiendo con la muestra dedicada a George Herriman, el 20 de diciembre el Museo organizará una conferencia con el autor de cómics Art Spiegelman (Estocolmo, 1948).
El creador de Maus (1986) explorará su visión del cómic entendido como “una zona de batalla en tiempos postliterarios”, en los que el arte y el comercio, la alta cultura y la popular, la edad adulta y la infantil, la realidad y la fantasía y, sobre todo, las palabras y las imágenes, “chocan entre sí con especial intensidad”, han descrito. EFE

 

 

 

 

Deja un comentario

Email (no será publicado)