El aborto en el poemario Trilce de César Vallejo Mendoza

Post By RelatedRelated Post

 

           Aborto, 1 aborto s. m. Parto fuera de tiempo, mal parto. Immaturus partus. 2. Lo nacido antes de tiempo. Fætus abortione editus. 3 met. Portento, ó cosa extraordinaria. Monstrum. RAE 1780.

 

vallejo copia

 

Hacia julio de 1919 según Juan Espejo Asturrizaga la amada del poeta peruano Otilia Villanueva Pajares rompe la relación con César Vallejo, “algo que llevaba en sus entrañas quedaría en el misterio más profundo ¿Qué fue? ¿Qué se hizo, nunca lo llegó a saber César? (Espejo Asturrizaga 1965, p 76, 118); otrosí Juan Larrea criticará en Georgette Marie Philippart, esposa parisina del bardo, a quien acusa de abortar 9 veces de éste ( Larrea, 1962, pp 101,136,137)

           Estas referencias sobre el aborto entendido como muerte fetal se encuentran subsumida en toda su poética desde el teatro verbigracia en Lock Out ciertos obreros imprecan: “canalla, miserable, aborto”, en La piedra cansada el Quechua 2 asevera: “ Algunas esposas han dado a luz a criaturas abortadas”, en Moscú contra Moscú , la señora Varona acusa a su hija : “Mas me hubiese valido no haberte concebido” por mencionar algunos casos; en la narrativa como Fabla salvaje la novia Adelaida embarazada desde julio es vestida de negro por su esposo Balta y acuchillada; los ensayos como Reflexiones al pie del Kremlin: informan sobre “ el aborto y el régimen del embarazo normal”;   o sus poemas póstumos como “Los nueve monstruos” versan: “ …otros /que sin haber nacido mueren”, “El alma que sufrió de ser su cuerpo”: “Estés contigo o con tu aborto”. En España aparta de mí este cáliz: “volverán/ los niños abortados a nacer perfectos”; en su artículo “En torno al heroísmo” rememora a “Madame Saporetti, célebre vidente italiana, según dicen: viste de pieles de niños abortados”. Es de destacar que durante casi un siglo de estudios vallejianos, este punto ignaro ha sido pasado por alto y solo se investigó las relaciones modernistas, indigenistas, socialistas, vanguardistas, existencialistas… en el bardo.

           Asimismo en el poemario Trilce (1922) encontramos una semiósfera abortiva en vocablos y frases subsumidas en todo ese poemario del cual destaco “el sin madre, que hace la cuenta de no haber nacido” en el poema XXXIII , “el sin madre” en el poema LXIV, “los aúnes que gatean” de XXXVI, “el que deshilachase en últimos pañales” de LXVII, “deshecho nudo de lácteas glándulas” en el poema XXVI, “el no querer dosificarse en madre” del poema IV, “ovario” del poema IV, “pañales” de X, “últimos pañales” de LX, “ovulandas” de XVII, “aire nene de meses nonos” de LII, “nicho en obstetriz” de LXIV, hueras (estériles) de XL, misturas( elementos farmacéuticos) de X do versa “…acaba de morir con alma y todo/ octubre habitación y encinta . De tres meses de ausente y diez de dulce” En ese verso emerge el vocablo Trilce, asimismo el estar encinta según la RAE de 1925 es estar embarazada, pero son tres meses de ausencia, es decir desde julio.

Empero la dificultad de glosa en el bardo se debe a que éste crea unos códigos lingüísticos que hicieron desvariar a muchos intelectuales como asevera Ricardo Silva Santisteban y sobre todo en el poemario más complicado de todo el siglo XX a decir del crítico Julio Ortega: Trilce; en la siguiente y breve exegesis destacaré una icástica sexual:

       -El O en Los heraldos negros en el poema “Avestruz” presenta el deseo de que “nazca” algún fruto en esa “O de burla de ataúd” y símil imagen aparece en Insulas extrañas donde Emilio A Westphalen versa “O tu sexo”, Martín Adán en La rosa de la espinela “salió del cero la diosa// en sexo de forma infinita”. James Higgins y Pedro Granados estudiosos del poeta leen en esa O una vagina. Véase esta sugerencia del dos (di), el O (vulva)el tres (el hijo que se sugiere) de Trilce V: “Grupo dicotiledón. Oberturan/ desde él petreles, propensiones de trinidad”. El avestruz está descrito en Job 39.13-18, y en varios pasajes bíblicos en donde se le … “abandona sus huevos o sus polluelos para no volver a donde ellos acaso”

     -El 1 De por sí es un símbolo fálico “su candado ahogado de llaves(falo)” de Poemas póstumos; el estambre prolífico del inca en Hacia el reino de Sciris, llave y chapa diferentes de Trilce LXXVI.

     -El 2 “Rechinan dos…hasta los lagrimales trifurcas…a no querer dosificarse en madre” del poema IV.   En Mirtho de Escalas se acota: “_Mi amada es el 2”.

   -El 3 es la presencia del hijo; en Los hermanos Colacho aparece “un niño abandonado de tres años”, en Moscú contra Moscú “una niña ha huido de su madre hace tres meses”, en “El viaje alrededor del porvenir” de Escalas una pareja tiene   una niñita de “tres meses” y don Julio les propone que tengan un bebé en el mes de julio; sin embargo el cuento fina así: “La empresa abortó”… en el poema Trilce XX aparece una pequeña de tres años: “Oberturan desde el petreles, propensiones de trinidad” del poema V; y debe leerse como tal pues “En una mujer de senos apacibles” se presenta a una padre, una madre y su pequeño y el vate asevera: “Tengo mucho gusto de ver así …la trinidad”. Respecto al tres como el hijo léase a la psicoanalista infantil Francoise Dolto sobre todo La dificultad de vivir.

         Por ende en Trilce el sumerso tema axial es el aborto en su fracaso de propensión natal, y solo me detendré por la brevedad del artículo en el “alvino deshecho” de XXVI pues alvino en la RAE de 1884 y de1925 es vientre, y en ese poema aparecen sangrientos algodones, un cuerpo desmembrado y la presencia de orinientos índices; es decir manos con orina como era común abortar en esa época léase la tesis de Mateo Morán archivada en la Facultad de Medicina en San Marcos 1913: La intervención precoz por retención voluntaria en el aborto o el caso fetal de Severino Huanca en la novela peruana en La tía Julia y el escribidor de Mario Vargas Llosa; a su vez en el poema LXXII se lee “julio estaba entonces de nueve…y la dulzura/dio para la mortaja “ es decir en posibilidad de procrear, en un poema metafórico como el XL ubicamos posibilidades tantalicas y es de destacar que Tántalo. ese personaje mitológico asesinó a su hijo, como el puente que nace de LIII el puente volado en Trilce XXVII; “Estamos a catorce de julio. Son las cinco de la tarde. Llueve en toda una tercera esquinalas manos avanzan de diez en fondo …en los lagrimales helados…y preguntamos por el eterno amor…al ser portado” de LXVIII; asimismo cuando Vallejo le impreca a Dios en “Los dados eternos” “tú no tienes marías que se van” se refiere a María Sandoval su novia quien falleció y a María su madre quienes fallecieron a vísperas de ese poema. Ergo es posible comprender esa constante existencial en su obra y al tres como el hijo muerto, ya en Poemas póstumos versa: “Acaba de pasar el que vendrá/ proscrito a sentarse en mi triple desarrollo/… por lo soñado en mí y en él matado// Acaba de pasar sin haber venido”.

           El vocablo Trilce es el tres, la propensión del hijo y dulce….Un breve estudio como el presente tiene como antecedente base a la publicación del mismo autor en El nacimiento frustrado en la obra de César Vallejo (Lima, Diosa ambarina 2014) do profundice esa tesis y destaque a Marco Martos, James Higgins, Pedro Granados, Manuel Velásquez y otros que dieron breves sugerencias que apoyaban la tesis del nonato fracasado y del cual el presidente de la Academia peruana de la Lengua de entonces, Marco Martos aseveró: “De la lectura de Daniel Arroyo se colige que la fecundación y el aborto, en el sentido metafórico y real, fueron una preocupación constante en Vallejo, en especial durante su permanencia en el Perú hasta 1923” ( 2011).

             Es poco factible explicar la peligrosidad de la orina, la sal, la muerte lluvia, el espejo, el amor puro, neto, así como el verde infantil, las piedras sexuales e infantiles, el hilo hijo, los círculos ventrales … en estas líneas; empero quizá impela a los estudiosos vallejianos a releer a ese poeta tan representativo en el siglo XX, asimismo impelo al lector de la presente leer el siguiente poema como si fuese un feto que ha de ser abortado: Trilce XXXIII. En glosa destaco: Escarmenar es limpiar la seda, la lana o el cabello, diantre es el diablo, védica podría ser de vedar prohibir RAE1925 o vedas como conocimiento en Sánscrito, léase el O como una sugerente vulva y el dos como la pareja o la madre; además los mortales solo pueden retirarse un poco y quienes pueden retirarse mil años o más son los inmortales o los muertos.

 

Si lloviera esta noche, retiraríame

de aquí a mil años.

Mejor a cien no más.

Como si nada hubiese ocurrido, haría

la cuenta de que vengo todavía.

O sin madre, sin amada, sin porfía

de agacharme a aguaitar al fondo, a puro

pulso,

esta noche así, estaría escarmenando

la fibra védica,

la lana védica de mi fin final, hilo

del diantre, traza de haber tenido

por las narices

a dos badajos inacordes de tiempo

                   en una misma campana.

Haga la cuenta de mi vida

o haga la cuenta de no haber aún nacido

no alcanzaré a librarme.

No será lo que aún no haya venido, sino

lo que ha llegado y ya se ha ido,

sino lo que ha llegado y ya se ha ido.

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

ESPEJO ASTURRIZAGA, Juan César Vallejo, itinerario de hombre Lima, Editorial Mejía Baca, 1965.

HIGGINS, James . César Vallejo en su poesía. University of Liverpool. Lima Seglusa editores., 1989.

LARREA, Juan Aula Vallejo Simposium. Cordoba, Instituo Nuevo Mundo, 1962.

VALLEJO, César. César Vallejo. Poesía completa. Prólogo de César Miró. Buenos Aires. Losada, 1949

VALLEJO, César. El romanticismo en la poesía castellana. Lima: Juan Mejía Baca y P. L. Villanueva editores, 1954.

VALLEJO, César. Correspondencia completa. Lima: PUCP, 2002.

VALLEJO, César. Novelas y cuentos completos. Lima: Francisco Moncloa. 2ª edición, 1970.

VALLEJO, César. Teatro completo. Tomo 1. Tomo 2. Estudio de Enrique Ballón Aguirre. Lima: PUCP, 1979.

VALLEJO, César. Poemas completos. Estudio de Ricardo Gonzales Vigil. Lima: Ediciones Petroperú, 2005.

VALLEJO, César. Novelas y cuentos completos. Estudio de Ricardo Gonzales Vigil. Lima: Ediciones Petroperú, 1998.

VALLEJO César. Artículos y crónicas completos. Tomo 1. Tomo 2. Lima: PUCP, 2002.

VALLEJO, César. Teatro completo. Tomo 1, 2, 3. Lima: PUCP 1999, 2002.

VALLEJO, César. Ensayos y reportajes completos. Lima: PUCP, 2002.

VALLEJO, César. Traducciones. Mangín En el Perú Marcel Ayme. La calle sin nombre. Lima: PUCP, 2002.

VALLEJO, César. Funken wie weizenkorner (Poemas). Deutsche Demokratische Republik Gediche, 1971.

VALLEJO, César. Obra poética completa. Edición con facsímiles. Lima: Francisco Moncloa, 1968.

VALLEJO, Georgette. Apuntes biográficos sobre Poemas en Prosa y Poemas humanos. Lima: Moncloa Editores, 1968.

VALLEJO, Georgette. allá ellos, allá ellos, allá ellos. Lima: Editorial Zalvac, 1978.

 

Deja un comentario

Email (no será publicado)