NSK del Kapital al Capital, Neue Slowenische Kunst Un hito de la década final de Yugoslavia.

13-nsk copia

Post By RelatedRelated Post

 

El Reina Sofía presenta la primera retrospectiva en España del colectivo multidisciplinar esloveno NSK

 

En año “orwelliano”, en 1984, nacía en la antigua Yugoslavia posterior a Tito el NSK (Neue Slowenische Kunst), un grupo multidisciplinar de artistas eslovenos que, en un momento de transición, se aglutinaron para poner en el mapa el vanguardista arte de Europa del Este y que, ahora, llega al Museo Reina Sofía.
Cerca de 350 pinturas, fotografías, vídeos, pósteres, catálogos, revistas o vinilos componen la exposición “NSK del Kapital al Capital. Neue Slowenische Kunst. Un hito de la década final de Yugoslavia”, la primera retrospectiva de este grupo que llega a España y que inaugurará mañana el Rey Felipe en el Reina Sofía.
Una muestra ecléctica sobre una agrupación también ecléctica que supone un “reto por la heterogeneidad de los elementos que presenta”, ha señalado en la presentación Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía, acompañado por Zdenka Badovinac, comisaria de la retrospectiva.
“Es uno de los colectivos europeos más grandes de los 80″, apunta la comisaria sobre este grupo formado por la banda de música Laibach; IRWIN, un quinteto de artistas visuales que abogaba por el “eclecticismo enfático” y el Teatro de las Hermanas Escipión Nasica (THEN), entre otros colectivos.
El aglutinador de los tres grupos fue el principio estético de la retro-vanguardia, que se basaba en la apropiación, bebiendo de la Vanguardia rusa, la Bauhaus y Fluxus como principales fuentes, y que renunciaba al juicio personal en favor de la noción de grupo.
Formado en un momento de transición entre el desmoronamiento del socialismo yugoslavo y la paulatina entrada del capitalismo, NSK generó manifestaciones artísticas que, con su calculada y provocadora ambigüedad, no solo criticaron y pusieron de manifiesto las contradicciones y debilidades de los sistemas sociales durante los años finales de la Guerra Fría.
El grupo se anticipó, también, a los “peligros inherentes” a la emergencia del nuevo orden mundial, en el que el capitalismo parecía convertirse en “una especia de nuevo totalitarismo tecnológico”.
“NSK participaba de manera muy fuerte de ese movimiento subcultural”, apunta Badovinac sobre ese transitorio momento en la era post-Tito, del que también ha destacado otros movimientos como el lésbico, el ecologista o el de una nueva generación de políticos jóvenes.
“NSK del Kapital al Capital” comienza con una sala dedicada al colectivo de forma global, mostrando elementos comunes de su organización como su bandera, el escudo que representaba su identidad o los pasaportes que expide Estado NSK en el Tiempo, una “nación virtual sin territorio físico” que fundaron en 1992.
Esta primera zona también recoge el proyecto “Kapital”, creado a principio de los 90 y que se remonta a lo que el colectivo había proclamado “a toda voz” a principios de los 80: el hundimiento del socialismo y el inicio del capitalismo.
Las siguientes salas están dedicadas, individualmente, a los tres principales gérmenes de NSK. En “Laibach” se aborda el trabajo de esa banda formada en 1980 en la ciudad industrial de Trbovlje.
A continuación, se dedican dos salas a la producción colectiva de los pintores de “IRWIN” (Dusan Mandic, Miran Mohar, Andrej Savski, Roman Uranjek y Borut Vogelnik), que se unieron en 1983 para usar de manera simultánea estilos diversos, y a menudo, contradictorios.
Sigue el recorrido el Teatro de las Hermanas de Esicipión Nasica, colectivo que se fundó en el año 83 con “El Acto Fundacional”, un texto programático en el que los miembros anónimos establecían el programa y la estructura del grupo que nacía para “reactivar las artes escénicas”.
La exposición cierra con dos salas que se centran en otros colectivos que conformaron NKS, como el Departamento de Filosofía Práctica Pura y Retórica; el Departamento de cine; Constructores y, por último, Nuevo Colectivismo, un departamento que ofreció a partir de 1984 servicios de diseño para dar coherencia al proyecto.
“Nuevo Colectivismo era su sistema de autorganización económica”, ha explicado Badovinac sobre este grupo que puso en el mapa el arte de la Europa del Este, cuando esta comenzaba a abrirse al mundo.

 

Deja un comentario

Email (no será publicado)