“Cars 3” La redención de Rayo McQueen

523748961,A8914DE860435C3BD68

Post By RelatedRelated Post

Es extraño salir emocionado del cine por una película a la que pensabas no darle una oportunidad. Seamos francos, la serie de Cars ha sido probablemente la peor llevada de Disney Pixar. Cuando oí acerca de Cars 3, tras el mal sabor de boca que me dejó el argumento de su segunda parte, me daba una pereza horrible tener que ver la tercera.

Pero los tráileres me sorprendieron gratamente. En ellos se mostraba un protagonista derrotista y pesimista que se enfrentaba a coches de nueva generación, que lo trataban como un estorbo. Cars ya no iban a ser solo sobre chistes de coches  y carreras alrededor del mundo, pues al parecer quiere dar un mensaje.

Si la primera película de la serie Cars era sobre la autosuperación y sobre la posibilidad de encontrar un lugar al que pertenecer, Cars 3 va de saber cuándo rendirse. Lo que no siempre significa una derrota.  El tono de la película es mucho más maduro que el de sus predecesoras. También el público ha crecido desde entonces y Brian Fee, el nuevo director de la película, lo sabe y lo reflejará en el film.

McQueen (Owen Wilson) se enfrenta a Jackson Storm (Armie Hammer), un avanzadisimo deportivo, cuya misión es la de humillar y hundir a McQueen en la miseria. Debido a un accidente, Rayo McQueen sabe que no irá mucho más lejos y que deberá preservar su legado y el de su antiguo mentor, Doc Hudson (Paul Newman). Para ello se dejará ayudar por una inexperta entrenadora personal, llamada Cruz Ramirez (Cristela Alonso).

Buena dirección, buena locución en la versión original, una dirección de fotografía de lujo, la animación impecable de Pixar y una historia sólida que tapa los agujeros de sus predecesoras. Se estrena el 14 de Julio en todos los cines.

498954913,520AA3C7557BDD7C87F

Ésta es la primera película de animación que dirige Brian Fee, un dibujante de storyboard en Pixar, que ya había dirigido un falso documental en 2009, y que abraza a los personajes de Cars como si fueran suyos, aunque de alguna manera lo son. Cars 3 es una sincera carta de amor a sus personajes, y pone un broche de oro a la saga. En este caso, la secuela estaba más que justificada, pero nos hace preguntarnos si no habrá más. Pues la secuelitis llega a un Toy Story 4, y a un Los Increíbles II (que por mi parte son muy esperados) ¿Pero vale la pena seguir haciendo nuevas secuelas de películas, después de un final tan redondo como el de Toy Story 3 o el de la reciente Buscando a Dory?

Mención especial merece el cortometraje previo de la película, LOU que cuenta una maravillosa historia sobre la pérdida y el bullying, obra de otro director novel, Dave Mullins (animador, con gran trayectoria profesional, desde Fantasía 2000 hasta El viaje de Arlo o Del revés).

 

 

“Estudiante de diseño gráfico, amante del arte secuencial. Curioso, experimental e inexperto. Para proteger al mundo de la devastación, para unir a todos los pueblos en una sola nación y para denunciar a los enemigos de la verdad y el amor.”

Deja un comentario

Email (no será publicado)