MARAVILLOSO BOCCACCIO Una película de Paolo y Vittorio Taviani, León de Oro de Venecia a toda una carrera.

null

Post By RelatedRelated Post

 

«Decidimos contar estas historias o, mejor dicho, estas historias libremente inspiradas en “El Decamerón”, de Giovanni Boccaccio, para enfrentarnos al desafío que supone oponer los pálidos colores de la peste, que entonces como ahora y en sus diversas formas está por todas partes, a los transparentes colores del amor, de la ingenuidad, de la poesía.

Dejamos el reto en manos de diez jóvenes, siete mujeres y tres hombres, que volverán a hacerse fuertes al formar una comunidad cercana a la naturaleza con reglas franciscanas, como implica hacer el pan. Eligen la sencillez para observar la complejidad de las aventuras humanas, a las que acceden con el poder de la imaginación.»

Paolo y Vittorio Taviani.

 

Estreno 28 de abril 2017

 

Entrevista:

 

 - Decidieron basarse en una gran obra literaria, compuesta por cien historias. ¿Qué tiene de contemporánea esta recopilación?

Queríamos acercarnos a los jóvenes y a esta época brutal que les exaspera. Los vemos en el seno de nuestra propia familia, nos cruzamos con ellos en la calle. De golpe empezamos a ver imágenes, a oír sonidos a cual más violento, Florencia en el siglo XIV, desfigurada por la peste. Y luego, diez jóvenes, siete mujeres y tres hombres que no están dispuestos a entregarse a la oscuridad que ha empezado a carcomerles y que se lleva sus ganas de vivir. Deciden abandonar la ciudad para refugiarse en las colinas colindantes, donde contarán con la fuerza de la naturaleza, la fantasía, la terquedad, el miedo, la pasión y la alegría…

Ayer, como hoy, la peste puede aparecer a través de mil caras. Pero hoy, y muy especialmente nosotros, estábamos convencidos: había llegado el momento de equiparar a Boccaccio y a su “El Decamerón” al momento actual. Es algo que nos conmueve y a lo que estamos agradecidos. Nuestro MARAVILLOSO BOCCACCIO debía contarse a otros con el mismo fin, pero en otras palabras. No podemos contestar a las preguntas, pero la peste, la rebelión de los jóvenes y los fabulosos acontecimientos que se evocan siguen latiendo con la misma fuerza.

 

 - ¿Les influyeron versiones cinematográficas anteriores de El Decámeron, en especial la de Pasolini? ¿Qué diferencia hay entre MARAVILLOSO BOCCACCIO y la de Pasolini?

No es la primera vez que lo decimos: una obra literaria ofrece historias para la gran pantalla. Hay realizadores que disfrutan ilustrando obras literarias, otros las rechazan. Claro que nos gustan las obras que nos inspiran, pero vemos tantas tramas de dichas obras como formas de plasmar nuestras propias preocupaciones y deseos. Boccaccio nos ha prestado sus escritos y su inagotable imaginación. Numerosos directores se han inspirado en él, no solo Pasolini, cuya película es una poderosa y poética representación erótica, de la carne y del sexo. La censura atacó la película porque coincidió con las batallas por la liberación sexual. Pero preferimos no hablar de las otras versiones de “El Decamerón”. MARAVILLOSO BOCCACCIO es hija de la época actual. Y nosotros, como toscanos, estamos convencidos de que nos refleja y de que es única. Y nos referimos a cada uno de los temas que toca, la sensualidad desde luego, que subyace en todo el libro.

 

 

 - ¿Qué historias escogieron?

Tan solo diremos que durante el rodaje nos conmovió el contraste entre los diferentes amores, nos reímos con ganas ante los grotescos casos de “mujeres culpables” o necios ingenuos. Todas estas emociones avivaron aún más el placer de narrar las historias.

 

 - ¿Juega la música un papel crucial en la película? Además de subrayar y acompañar ciertas situaciones, ¿tiene también una función narrativa?

Cada uno de los diez jóvenes cuenta con su propio espacio sónico, un lugar reconocible donde moverse, una libertad de ritmos, instrumentos contemporáneos y una cierta agitación electrónica. Tienen los pies plantados con firmeza en los sonidos actuales. El reto era factible, podía pasarse de la dimensión cotidiana al mundo de la fantasía, donde se evoca otro universo musical, mucho más melodramático. Los dos músicos encargados de la partitura trabajaron en ese choque con la complicidad de Rossini, Verdi y Puccini. Nos entusiasmó a todos confrontar la dureza acústica con olas melodiosas, el presente con el pasado. Como siempre, la música juega un papel importante en nuestra película.

 

 - Un comentario sobre los actores…

Todos sabemos que cuando un director habla bien de sus actores equivale a elogiarse a sí mismo y a la película indirectamente. Pero estamos muy agradecidos a los actores por ser tan creativos. Nunca habíamos dirigido a tantos actores y actrices en un plató. O quizá sería más correcto decir “tantas actrices y actores” porque las mujeres son definitivamente las protagonistas de esta película y son ellas las que mejoraron nuestra creatividad. Las siete chicas son las que deciden dejar atrás la apestada Florencia. Ya lo dice una: “Me voy, basta de contar a los muertos cada mañana, iré a las colinas, bajo el cielo abierto. Quiero respirar de nuevo”. También son las chicas las que deciden contar historias.

Gran parte del reparto está formado por actores conocidos y aplaudidos por el público, otros están a medio camino del estrellato y otros acaban de empezar. Cada uno hizo su contribución a los personajes con gran profesionalidad, alegría, preocupación y alguna rareza que otra. Esta película acercó a dos generaciones muy distantes, la suya y la nuestra. Fue un intercambio apasionado en el que todos dimos mucho y recibimos mucho.

 

 

Sinopsis: Florencia, Italia, 1348. La peste se ceba en los núcleos urbanos de la Toscana y un grupo de jóvenes decide refugiarse en una mansión alejada de todo en los montes que rodean Florencia. Para distraerse, se les ocurre que cada uno de ellos deberá contar una historia cada día.

En una amplia casa en el campo con una magnífica vista a un valle, diez jóvenes, hombres y mujeres, cuentan historias con un tema compartido, el amor. Un sentimiento que a veces puede parecer grotesco, otras dramático y casi siempre muy erótico. Con los espectaculares paisajes del Val d’Orcia, de Pienza y Montalcino como telón de fondo, las mujeres protagonizan esta película donde parece que han sido retratadas cinematográficamente por el pintor renacentista Masaccio. “Para nosotros, toda la película es femenina. Ellas deciden dejar la ciudad, ellas deciden contar historias basándose en la gracia y la imaginación, algo que nunca debe perderse”, dicen Paolo y Vittorio Taviani, que las plasman en una escena inolvidable entrando en el lago vestidas con blancas camisolas. ¿Y la moral de la historia? Ninguna; sencillamente “el amor es posible. Nada tiene un final. Y todo gracias a esas jóvenes que se entregan a su vida sentimental aunque se considere inmoral”.

 

null

 

La película, rodada en unas magníficas localizaciones en la Toscana y el Lazio, reúne la inagotable fuente de inspiración que supone el legado literario de Giovanni Boccaccio, con la magia que aporta el lenguaje del cine. Los veteranos Taviani, cuyo talento cinematográfico resulta indiscutible, homenajean al maestro Boccaccio con una película en la que las fabulosas interpretaciones, la música -que tiene un importante papel en el filme- y el color -que cambia en cada historia de acuerdo con la narración- resultan nuevos elementos para disfrutar y comprender los relatos de Boccaccio en la actualidad.
El elenco reúne a más de 20 intérpretes, entre los que destaca la presencia femenina: “las mujeres son definitivamente las protagonistas de esta película y son ellas las que mejoraron nuestra creatividad” declaran los directores, quienes afirman que las mujeres son el motor de las historias de Maravilloso Boccaccio.

 

 

 

 

Deja un comentario

Email (no será publicado)