Entrevista con Aki Kaurismäki

null

Post By RelatedRelated Post

 

La nueva película del director finlandés Aki Kaurismäki, que se estrenará este viernes día 7,  es la segunda entrega de una trilogía portuaria que comenzó con El Havre (2011). El filme narra las aventuras y desventuras de un inmigrante sirio que consigue llegar a Finlandia. El sentido del humor y la estética características de Kaurimäki, hacen de El otro lado de la esperanza una película optimista y cautivadora.

Aki Kaurismäki, inimitable y peculiar realizador, montador  y productor finés,  tiene en su filmografía más de 20 títulos como director y ha acumulado numerosos premios a lo largo de su carrera. Su amplia y meritoria filmografía fue reconocida en la pasada edición del Festival de Cannes donde recibió la Carroza de Oro por su sobresaliente trayectoria.

Entrevista con Aki Kaurismäki, realizada en la Berlinale 2017, donde el cineasta finlandés fue galardonado con el Premio a la Mejor Dirección.

 

 

 

Con esta película me he esforzado en romper con la visión europea de que todos los refugiados son víctimas patéticas o emigrantes arrogantes que invaden nuestros países para quitarnos el trabajo, la mujer, la casa y el coche.

La creación e imposición de prejuicios estereotipados despiertan un eco siniestro en Europa. No me importa reconocer que EL OTRO LADO DE LA ESPERANZA es, hasta cierto punto, una película tendenciosa que intenta influir sin el menor escrúpulo en las perspectivas y opiniones de los espectadores, al mismo tiempo que manipula las emociones para conseguir su objetivo.

Y dado que estos esfuerzos fracasarán, espero que al menos quede una historia recta y melancólica con toques de humor, una película casi realista en torno a algunos destinos humanos en el mundo de hoy en día. ( Aki Kaurismäki)

 

La película cuenta dos historias que se cruzan. La primera habla de Khaled, un joven refugiado sirio que ha perdido a toda su familia. Llega a Helsinki por casualidad y pide asilo sin grandes esperanzas.

La segunda gira en torno a Wikström, un comercial dedicado a la venta de camisas y corbatas que abandona su profesión, gana dinero en una timba de póquer y compra un restaurante en un sitio poco frecuentado.

Las autoridades finlandesas deciden repatriar a Khaled a una Alepo en ruinas. Como tantos otros refugiados, opta por quedarse ilegalmente y desaparecer en las calles de Helsinki. Allí se enfrenta al racismo en sus diversas modalidades, pero también descubre la bondad en su estado más puro.

Wikström acaba por descubrir a Khaled al lado del basurero del restaurante y le contrata para limpiar el local. Durante un tiempo, el sol brilla en la vida de Khaled, pero el destino no tarda en intervenir dejando un final abierto que puede llevarle a un prometedor futuro o al cementerio. Claro que para una persona acorralada, ambas posibilidades tienen sentido.

El otro lado de la esperanza se rodó en Helsinki en otoño de 2016 y es la segunda parte de la trilogía portuaria de Aki Kaurismäki, después de Le Havre (2011). Producida por el propio Kaurismäki a través de su productora Sputnik, fue estrenada en Finlandia el 3 de febrero pasado.

En esta historia, la vida de un comercial finés (Sakari Kuosmanen) se cruza con la de un refugiado sirio (Sherwan Haji) en una jungla de asfalto llamada Helsinki.

 

null

 

Deja un comentario

Email (no será publicado)