Memorama

Post By RelatedRelated Post

m

 

Hay otros mundos, pero están en éste”
Paul Éluard

 

            Memorama es un juego de naipes que se inicia barajando y repartiendo todas las cartas bocabajo de forma aleatoria sobre una superficie. El objetivo de este pasatiempo es encontrar parejas de la misma figura mientras se destapan las cartas. Dicho juego sirve para desarrollar y fomentar la memoria a corto y largo plazo, estableciendo un vínculo entre las imágenes mostradas una y otra vez con su pareja afín.

            El paisaje puede funcionar como memoria de un territorio, reconstruyendo los diálogos e interacciones que sucedieron en él para crear un recuerdo colectivo. La memoria codifica, almacena información y reconstruye las experiencias pasadas, aunque no siempre de manera certera, ya que en ocasiones recordamos de forma diferente a como ha sucedido. Gombrich en Breve Historia del Mundo afirma que “todas las historias comienzan con «érase una vez» y detrás de cada comienzo vuelve a haber siempre otro «érase una vez»” y es que recordar no es sólo echar la vista atrás, sino que también es imaginar y por lo tanto proyectar. A través del análisis de imágenes y fragmentos se puede reconstruir el recuerdo de algo que ha desaparecido representando la presencia de la ausencia. Fragmentos de objetos o imágenes que sirven para un proceso de reminiscencia para adentrarse en el individuo e intentar llegar al recuerdo del tiempo ya pasado.

            La muestra reflexiona sobre la conformación de nuevas modalidades de paisaje cuyo impacto e influencias se han desarrollado a través de las imágenes generadas por diversas formas y diversos métodos propios del siglo XX y XXI, dotando de nuevas miradas al espacio circundante. Partiendo de viejas fórmulas estéticas, como por ejemplo De lo sublime y de lo bello de Edmund Burke (1729-1797) junto a la posibilidad de nuevas reacciones, se concibe una nueva idea asociada al paisaje propia del siglo XXI donde aparece como una construcción cultural, como algo creado por la sociedad a partir de creencias y conocimientos con el fin de recordar o rememorar una determinada secuencia de sentimientos y recuerdos, programables, consumibles, cotidianos y desechables.

 

FullSizeRender (1) FullSizeRender (2) IMG_5354

 

Iñaki Domingo (Madrid, 1978) es artista visual y su trabajo aborda cuestiones perceptivas y matéricas en relación a los procesos de creación de imágenes desde una aproximación abstracta. Ha recibido, entre otros, el Premio Injuve de Fotografía, el Premio Revelación de PhotoEspaña como miembro de Nophoto o el DA&D en diseño editorial por su libro Ser Sangre. Ha sido becado en el programa Estancias para Jóvenes Artistas, del Mº de Trabajo y Asuntos Sociales,y en la Joop Swart Masterclass, de la World Press Photo Foundation.Su trabajo ha sido objeto de exposiciones individuales y colectivas en instituciones como el Hubei Museum of Art, el Lodz Art Center, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, la Fundación Lázaro Galdiano, Tabacalera Madrid o Matadero Madrid, entre otras.

Clara Sánchez Sala (Alicante,1987) Su trabajo parte de conexiones entre datos científicos, literarios y tecnológicos, siempre desde un punto de vista poético. Su obra trata tres temas fundamentales: la dimensión ficcional de la representación cartográfica; racional y métrica, la reflexión sobre el paisaje como espacio de encuentro y epifanía de los sublime y la Tierra como experiencia primigenia del hombre.

Manuel Ruiz Gabarrón (Madrid, 1990)Su obra es un camino de aprendizaje con la intención de comprender nuestra realidad; de buscar lo imposible e inconcebible y hacerlo comprensible. Esta búsqueda es lo que muestra en sus piezas; la nada, el tiempo, lo infinito o el azar son los pilares en los que se basa su obra, ideas y conceptos los cuales siempre se está tratando de comprender, repensar, conseguir e incluso controlar aunque sean inalcanzables.

Elisa Pardo Puch (Madrid, 1988) A través del dibujo y la instalación, reconstruye espacios cotidianos, utilizando objetos que encuentra en la calle, industriales o de desecho que hacen referencia a espacios y acciones que allí suceden. Los manipula, desplazando sus significados, creando objetos ambiguos sin utilidad al presentarse en un nuevo contexto. Le interesa la relación entre la realidad del dibujo y la realidad que habitamos, cuando se presenta bajo su forma manufacturada e industrial.

 

 

Deja un comentario

Email (no será publicado)