Estrenos: ‘Land of Mine. Bajo la Arena’

LAND_OF_MINE_-_poster_final(1)

Post By RelatedRelated Post

 

En las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial, un grupo de alemanes prisioneros de guerra, muchachos más que hombres, se ven obligados por el ejército danés a llevar a término un trabajo suicida: desactivar y retirar las minas de tierra dispuestas a lo largo del litoral danés. Con escasa o nula experiencia, los chicos descubrirán pronto que la guerra está lejos de acabarse. Inspirada en hechos reales, Land of Mine. Bajo la Arena narra los desconocidos acontecimientos de un momento trágico de la historia de Dinamarca.

Los ojos de estos prisioneros alemanes, Sebastian, Helmut, Ludwig, los gemelos Ernst y Werner, y Wilhelm expresan confusión, miedo y derrota. Lleno de desprecio para con los alemanes que ocuparon su país durante cinco años, y decidido a castigar lo que ha quedado del régimen nazi, el obstinado sargento Rasmussen (Roland Møller) envía cada día a su pelotón a las dunas empujándolos hacia las minas. Este trabajo que parece no tener fin pronto deviene una carnicería; e incluso Rasmussen acaba por tener sensaciones e intenciones encontradas hacia sus jóvenes prisioneros.

Land of Mine. Bajo la Arena habla de las consecuencias de la guerra; pero aún más, de humanidad. Zandvliet se ha topado con un material del todo absorbente para su relato de camaradería, supervivencia, e inesperada amistad. Se interroga acerca de la existencia del posible mal inherente a nuestra naturaleza. Pero, ¿es posible llegar a mostrar simpatía por aquéllos que representan el horror nazi?

 

nf_20140709_0414.NEF_copy

 

LA INVESTIGACIÓN DETRÁS DEL FILM

La Convención de Ginebra de 1929 prohibía que los prisioneros de guerra desempeñaran trabajos forzados o de naturaleza peligrosa. Sin embargo, existen evidencias de que mandos británicos o daneses cambiaron deliberadamente la expresión del texto “prisioneros de guerra” por la de “personal enemigo rendido voluntariamente” con miras a soslayar las normas de la convención. Muchos de los soldados alemanes a los que se les ordenó desactivar más de dos millones de minas repartidas por toda la costa danesa eran meros muchachos entre quince y dieciocho años de edad.

Hasta hoy, los hechos relativos a la desactivación y retirada de minas en las playas danesas se considera un tabú en la historia de Dinamarca. Aquel proceso, que duró cinco meses, significó la pérdida de más vidas que en toda la ocupación alemana del país.

La idea de usar prisioneros de guerra alemanes para desempañar aquella peligrosa labor provino del mando británico, pero fue llevada a término sin objeción alguna por la administración danesa. La Brigada Danesa se encargó de supervisar y administrar la operación.

Hechos históricos:

  • De 1942 a 1944, la Alemania nazi levantó el llamado Muro Atlántico en previsión de una invasión aliada desde Gran Bretaña, un extenso sistema de defensa y fortificaciones costeras a lo largo de las costas de la Europa continental y Escandinavia. Se plantaron minas terrestres a lo largo de una gran franja de la costa occidental de Dinamarca.
  • Tras la capitulación de la Alemania nazi, las fuerzas de liberación británicas ofrecieron al gobierno danés la oportunidad de reclutar a los prisioneros de guerra alemanes para la desactivación de las minas a lo largo de la línea de costa occidental danesa.
  • Los prisioneros de guerra alemanes no recibieron ni instrucción ni equipo para esa labor, y muchos pertenecían a la llamada Volkssturm, una milicia nacional creada por Hitler hacia el final de la guerra para reclutar a aquéllos que todavía no servían en las filas del ejército alemán. Muchos eran muy jóvenes o ya viejos. Los más jóvenes tenían trece años.
  • Obligar a los alemanes prisioneros de guerra a desactivar minas era una violación de la Convención de 1929 en lo concerniente al Trato de los Prisioneros de Guerra, antes de los Convenios de Ginebra de 1949. Al denominar a los prisioneros de guerra alemanes “personal enemigo rendido voluntariamente”, los mandos británico y danés soslayaron las normas de la Convención.
  • El trabajo comenzó el sábado, 5 de mayo de 1945, y se terminó el jueves, 4 de octubre de aquel mismo año.
  • De acuerdo con el historiador ThomasTramPedersen, la cantidad exacta de fallecidos no se sabrá nunca debido al caos de los primeros meses de paz. Existen discrepancias entre los registros daneses y alemanes.
  • Se estima que se obligó a trabajar a unos 2.600 hombres.
  • La mitad de ellos murieron o resultaron heridos.
  • Se quitaron 1.402.000 minas desde el 11 de mayo al 4 de octubre de 1945, de acuerdo con documentos militares.
  • La relación entre los prisioneros de guerra alemanes y la población local era mala, el precio por cinco años de ocupación bajo yugo nazi. No había alojamientos adecuados y el alimento era permanentemente escaso.
  • En 64 países de todo el mundo, se estima que todavía hay unos 110 millones de minas terrestres localizadas en el terreno sin detonar.
  • Desde 1975, las minas terrestres han matado o mutilado a más de un millón de personas.
  • De promedio, diez personas mueren a diario debido al estallido de minas terrestres.
  • Incluso con preparación, los expertos en eliminación de minas calculan que por cada cinco mil minas eliminadas, un experto morirá y dos más resultarán heridos por estallidos fortuitos.
  • El único modo de desactivar una mina terrestre pasa por la extracción individual con un coste por mina entre 300 y 1000 dólares, según las Naciones Unidas.


 

Deja un comentario

Email (no será publicado)