Los fundamentalismos. Sendero Luminoso de Perú y el Estado islámico: una lectura comparada

1

Post By RelatedRelated Post

Fundamentalismo. Del ingl. fundamentalism, de fundamental ‘fundamental’ e -ism ‘-ismo’.

1- m. Movimiento religioso y político de masas que pretende restaurar la pureza islámica mediante la aplicación estricta de la ley coránica a la vida social.

2- m. Creencia religiosa basada en una interpretación literal de la Biblia, surgida enNorteamérica en coincidencia con la Primera Guerra Mundial.

3- m. Exigencia intransigente de sometimiento a una doctrina o práctica establecida. RAE.

 

Es la “cuarta espada del marxismo” en el Pensamiento Gonzalo la que se encamina en la senda de la “verdad”. Juan Ossio como Gonzalo Portocarrero destacan el mesianismo en ese guía, a su vez algunos militantes estaban dispuestos a dar sus vidas por La Revolución y que expone con maestría Bernd Krehoff en “La ideología de Sendero Luminoso”(2006). Partido comunista que detentaba “la verdad” y era cuasi omnisciente: “El partido tiene mil ojos y mil oídos”. En el caso de los musulmanes fundamentalistas se sienten impelidos a aseverar Al·lahu-àkbar “Alá es grande”,“Mahoma es su profeta”: Tienen la verdad; en este caso su portavoz es el califa. Ya el senador Enrique Bernales, del Partido Socialista Revolucionario, uno de los integrados en la coalición antigubernamental Izquierda Unida (IU), comenta en su casa de Lima (1983) el fenómeno senderista: “La labor desarrollada por Sendero Luminoso en Ayacucho ha sido de carácter mesiánico, religioso. Quizá si hubieran sido, en vez de maoístas’, Testigos de Jehová, hubieran conseguido el mismo resultado¹”. En Después de la teoría de Terry Eagleton se considera fundamentalistas testamentarios a los salafistas y al grupo cristiano mencionado.

Inmisericordes asesinatos, la visión totalitarista de que son la última luminaria de la existencia humana, dar la vida por la mística sea del partido campesino, proletario e intelectual o en el caso de Estado islámico por el fundamentalismo islámico quienes obedecen, creen haber superado cierta purificación existencial; recibidos como héroes en la suní Mosul, y como Sendero Luminoso son despreciados por sectores del pueblo en su momento, por razones económicas, religiosas; ergo el dogma supera a la familia, el apoyo de personas cultas: Abimael Guzmán fue un filósofo Al Bagdhadi un doctor en religión islámica; equivoca Hernando de Soto cuando asevera que el nominado Daesh desaparecerá cuando se mejore las condiciones económicas, “su manera de pensar” le sobrevivirá como aseveran muchos analistas como Gilles Kepel, el nominado ISIS fue popular entre la población musulmana, véase solo las encuestas en países musulmanes como Turquía destacada en Le figaro y otros²; acaso se olvida que el salafismo fue impulsado por potencias árabes como destacó el Centro Nacional de Inteligencia del Gobierno de España³ el 2011.

El canal 4 de Londres(1992) expuso en una serie de entrevistas como los senderistas sentían que su vida adquiría significado cuando mueren aplicando el Pensamiento Gonzalo⁴, pues mueren como héroes; de semejante manera los salafistas creen servir a Dios cuando aplican la visión más violenta⁵ ante los que no son musulmanes, pues asumen lo sugerido en El Corán(Por citar un solo caso léase sura 9: 123), y la Sunna.

Así como después de la Segunda Guerra Mundial Hiro Hito aseveró su no descendencia divina, podemos afirmar la desaparición o decadencia de raigambre islámica desde todo punto de vista existencial si son vencidos militarmente, un ejemplo son las milicias kurdas donde las mujeres gozan de “libertad” término acuñado con debilidad por las feministas contemporáneas, la mística islámica su ortodoxia será reducida como las comunidades judías de hace dos mil años, la religión morirá por esos lares como sucede con el catolicismo como verbigracia, no solo emergerá un sino disruptivo las identidades nacionales hacia un laicismo universal y la muerte del religere… así como muchas mujeres quemaban sus burqas en Medio Oriente, será siendo reducida toda imagen de intolerancia religiosa en una época post-religiosa. Con una resiliencia inesperada las comunidades de Medio oriente superarán su desprecio social como lo hicieron los “blancos basura” litwell white en EEUU, y otras comunidades en este nueva tolerancia de civilizaciones haciendo un parangón con Samuel Hungtinton en The clash of civilization.

Vivimos como en un Necronomicon contemporáneo donde las multitudes contemplamos la muerte de seres humanos ante monstruos invisibles, pero que existen; por ende se adviene una disrupción humana. Tal sucederá. Tal como hubo una Renovación del Antiguo testamento asequible a la sociedad contemporánea respecto al sábado, al adulterio, a la celebración de fiestas, de la circuncisión que comenzó Jesús justificando la dureza de corazón de los Antiguos judíos; asimismo El sello de los profetas tuvo ínclitos críticos en su comunidad como Omar Jayyam o Adonis   y los tendrá aun más hoy.

Llamaré disrupción cultural ante el establishment, ante el mainstream contemporáneo. Así como la izquierda quedó desacreditada en el Perú es muy factible que la caída de ISIS [ es como un golem que se fue de las manos de Occidente] se torne a un desacralización del pensamiento musulmán en esta sociedad contemporánea carente de moral, de religiosidad donde algunos espacios religiosos se trastocan a museos. Contemplamos como el final de “Los siete samuráis” de Akira Kurosawa donde da a entender que los que quedan, los ganadores son el pueblo, no los ideales. La sociedad necesita un Tratado de la tolerancia como sugiere Voltaire, pues todos estamos En el mismo barco parafraseando el ensayo de Peter Sloterdijk.

 

 

 

Deja un comentario

Email (no será publicado)