‘Le nozze di Figaro’ de Mozart en el Liceu

4775-0814-® A Bofill

Post By RelatedRelated Post

 

La versión del director de escena, Lluís Pasqual, está ambientada en los años treinta y otorga un especial protagonismo a las tramas amorosas de la ópera de Mozart

 

Una de las obras maestras de la ópera bufa, Le nozze di Figaro de Mozart, vuelve al Liceu del 7 al 20 de noviembre de la mano del director musical Josep Pons y el director de escena Lluís Pasqual. Esta aplaudida versión, que se estrenó en 2008, se ambienta en los años treinta, otorgando un papel preponderante a las tramas amorosas que se esconden en la ópera del genio de Salzburg.

Esta coproducción entre el Liceu y la Welsh National Opera de Cardiff contará con un reparto de lujo: el bajo barítono Kyle Ketelsen en el rol de Figaro –que ya interpretó en 2008- y la soprano Mojca Erdmann, que debuta en el Liceu y que se alternará en el rol de Susanna con Elena Copons. Los papeles de Conde y Condesa de Almaviva recaerán sobre el barítono Gyula Orendt y la soprano Anett Fritsch, que sustituirá a Olga Mykytenko por motivos de salud, mientras que Gemma Coma-Alabert se alternará en el papel de Cherubino con la debutante en el Liceu Anna Bonitatibus. El reparto lo completarán Valeriano Lanchas en el rol de Bartolo, Maria Riccarda Wesseling, que debuta en el Liceu como Marcellina, José Manuel Zapata (Basilio), Rocío Martínez (Barbarina), Vicenç Esteve Madrid (Don Curzio) y Roberto Accurso (Antonio).

Le nozze di Figaro es la segunda parte de la trilogía que escribió Pierre-Augustin de Beaumarchais, iniciada con Il barbiere di Siviglia y concluida con La madre colpevole. La trama de esta ópera bufa nos sitúa años después de la primera parte, en Sevilla, donde somos testigos del deseo que siente el Conde de Almaviva por Susanna, camarera de la Condesa y prometida de Figaro. Un amor que el joven Figaro impedirá astutamente con la complicidad de Susanna y la Condesa y que dejará en evidencia al Conde delante de sus sirvientes. Una verdadera comedia de enredos que cautivó a Lorenzo Da Ponte –que la definió como commedia per musica- y que permitió que el poeta y Mozart colaborasen por primera vez. Después llegarían otras brillantes colaboraciones entre ambos como Don Giovanni (1787) y Così fan tutte (1790).

La ópera de Mozart contiene momentos brillantes como el del duettino “Sull’aria”, en el cual la Condesa de Almaviva dicta a Susanna la invitación a una cita, dirigida a su marido -el Conde-, como trampa para exponer su infidelidad. Le nozze di Figaro se estrenó por primera vez el 1 de mayo de 1786 en el Burgtheater de Viena, pero no llegó al Gran Teatre del Liceu hasta 130 años más tarde, el 2 de febrero de 1916, gracias a la iniciativa del empresario Joan Mestres Calvet, gran amante de Mozart. La última representación fue el 3 de febrero de 2012 y se ha podido ver en el Gran Teatre 90 veces.

 

 

Deja un comentario

Email (no será publicado)