Dibujos de Arquitectura y Ornamentación en la BNE

DIB_15_85_52 2

Post By RelatedRelated Post


A través de más de doscientas piezas, la exposición Dibujos de Arquitectura y Ornamentación del siglo XIX en la BNE, que puede verse entre el 28 de octubre y el 22 de enero, emprende un viaje imaginario por la arquitectura del XIX a través de los fondos de la Biblioteca.

La BNE no tuvo relación directa oficial con ninguna actividad vinculada a la arquitectura o los arquitectos, ya que su fin fundacional era otro. Sin embargo, su Departamento de Bellas Artes y Cartografía posee una importante colección de dibujos de arquitectura y ornamentación, que procede de archivos y colecciones particulares, legados, donaciones y compras.

 

DIB_18_1_7731

Isabel García-Toraño y Pedro Moleón son los comisarios de la exposición Dibujos de Arquitectura y Ornamentación del siglo XIX en la BNE, que supone la culminación de un proyecto de estudio y catalogación iniciado en 1991. García-Toraño explica que “la muestra se mueve entre personalidades, academias, viajes, elementos funerarios… Asistimos a un viaje imaginario por la arquitectura del siglo XIX a través de los fondos de la Biblioteca”.

Moleón añade que “la exposición se estructura en diferentes secciones, empezamos con la de ‘personajes’, que engloba a arquitectos muy importantes del XIX, partiendo del reinado de Fernando VII y alguna alusión al de José Bonaparte hasta finales de siglo. Entre las primeras personalidades podemos resaltar a Isidro Velázquez, arquitecto real, del que exponemos sus proyectos para el edificio del Senado histórico o las fuentes de Aranjuez. También, los del arquitecto municipal de Madrid, Antonio López Aguado, o los de Francisco Javier de Mariate, Vicente López…”

 

- La etapa de Fernando VII se caracteriza por la escasa actividad en el terreno que nos ocupa.

- PEDRO MOLEÓN: Sí, se construye muy poco. Aparte del Senado, recuerdo el embarcadero, ya desaparecido, del estanque de El Retiro…

 

- La segunda parte de la exposición se denomina “Academias”.

- P.M: La Academia de Bellas Artes de San Fernando es el lugar en el que se forman los arquitectos. Y en este apartado lo que mostramos es el conocimiento de los órdenes clásicos. En una segunda parte, titulada como Arquitectura y Perspectiva, se ven trabajos de Fernando Brambilla y de Manuel Rodríguez. La tercera parte de esta sección se ocupa de la forma en que se titulaban como arquitectos los aspirantes. Tenían que pasar por dos pruebas distintas: en la primera, presentaban un proyecto que era valorado por una comisión. Y la segunda se llamaba “prueba de repente”, en la que los aspirantes se encerraban diez horas en la Academia y desarrollaban un tema determinado. Era una encerrona… En la BNE están los bocetos que llevaron a los resultados finales.

 

1

 

- ¿Qué podemos destacar de la sección sobre viajes?

- ISABEL GARCÍA-TORAÑO: Se divide en dos apartados: Viaje de España y Viaje fuera de España. Ambos manifiestan las diferentes sensibilidades con las que arquitectos y pintores se enfrentan a la arquitectura a través del viaje. En el primero de los apartados se refleja la obra de un pintor romántico, Jenaro Pérez Villamil, cuya iniciativa editorial contribuyó al estudio de los monumentos españoles. Otro personaje destacado es Valentín Carderera, artista y coleccionista, que formó parte de la Comisión Central de Monumentos y testimonia en sus obras el estado de los monumentos españoles tras la desamortización. La compra de su colección dio origen a la sección de Dibujos y Grabados de la BNE. En lo que se refiere al Viaje fuera de España, Italia continuó siendo el destino favorito de los artistas europeos para conocer el testimonio de la Antigüedad. Aquí se incluye un dibujo de Anibal Álvarez, pensionado por la Academia, un grupo numeroso de dibujos de Eugenio Lucas que trazan el camino del Grand Tour, así como vistas de Francia e Italia.
El panorama se completa con varios dibujos de Fortuny que tienen que ver con los dos viajes realizados a Marruecos y unas vistas pintorescas de un arquitecto italiano, Giacomo Quarengui, llamado a trabajar en San Petersburgo por Catalina de Rusia.

 

- Es muy interesante la zona de arquitecturas funerarias.

- I.G.T.: En la que se simboliza todo tipo de proyectos ideales de plantas, alzados… imaginarios. Y otros reales. Hay varios bocetos y dibujos de enterramientos para Fernando VII.

 

- ¿Por qué se añade la ornamentación?

- P.M: Porque llega un momento en el que comienza a tener mucha presencia. Y tiene que ver con la manera en que se decoran interiormente los edificios, según el gusto de la época. El gótico vuelve a tener presencia: en panteones, sarcófagos de triple orden, techos como el del Teatro de La Zarzuela de Madrid…
En los últimos paneles, la BNE tiene especial importancia: “el primer arquitecto de la Biblioteca es Antonio Ruiz de Salces, del que exponemos el único retrato conocido. En la sección se cuenta la historia del edificio desde el proyecto original fallido de Jareño al de Ruiz de Salces, para que se puedan cotejar ambos. El estilo del edificio de la BNE podría calificarse de historicista ecléctico, que mezcla lo griego y lo romano sin que haya mucha razón para mezclarlos”.

 

DIB_15_24_3

 

- Es un siglo en el que se daba especial importancia al hierro y el vidrio.

- P.M: El mejor ejemplo en esta institución lo tenemos en los depósitos de la BNE, construidos con estructura metálica. Innovadores en la España de la época, porque esas estructuras se reservaban para construcciones, no de edificios cultos, sino industriales.

 

 

 

 

Deja un comentario

Email (no será publicado)