Firmado, sellado, entregado: La historia de “Cartas de amor” de A.R. Gurney, desde una biblioteca hasta Broadway

CARTAS DE AMOR (3)

Post By RelatedRelated Post

 Teatros del Canal

29/09/2016 – 23/10/2016  

 

 

Por Lindsay Champion

 

A.R. Gurney estaba harto del teatro

Cuando el dramaturgo A.R. Gurney empezó a crear ”Cartas de amor” tenía la intención de escribir un libro. “Pensé: estoy harto del teatro,” dijo Gurney en una entrevista. “Le envié el manuscrito a The New Yorker, pero me lo devolvieron de inmediato diciendo: “Nosotros no publicamos teatro”. Así que, siguiendo el consejo de la revista, Gurney decidió intentar reescribirlo como una obra de teatro para dos personas en la que dos actores se leían una serie de cartas mutuamente.

Lo que difícilmente podría imaginar A. R. Gurney es que esa pequeña obra que contaba la relación por correspondencia de Melissa Gardner y su amigo de infancia y posterior amor, Andrew Makepeace Ladd III, a lo largo de 50 años, se convertiría en finalista de los Premios Pulitzer y en el mayor éxito de toda su carrera. Y es que “Cartas de amor” es treinta años después de su escritura un auténtico clásico moderno que sigue siendo representado hoy en día en teatros de todo el mundo.

 

Se estrenó en una biblioteca

Gurney tenía que dar un discurso en la Biblioteca Pública de Nueva York, pero en lugar de eso, armado con una pila de cartas y con el apoyo de una amiga actriz le leyeron “Cartas de amor” a la audiencia. “Empezamos a las cuatro de la tarde y pusimos un intermedio arbitrario a las cinco, diciendo: “En fin, seguramente muchos de vosotros tenéis que iros,” recuerda Gurney. “¡Y nadie quiso irse! Así que de di cuenta de que teníamos algo interesante entre manos.”

 

“Cartas de amor” se muda a New Haven

John Tillinger se enamoró de la obra y se ofreció para dirigirla en el New Haven Theater Company de Connecticut. “Es teatro en su estado más simple: la palabra hablada,” declaró Tillinger. Su visión para la producción incluía dos reglas: “Los actores no deben mirarse… y no deben memorizar el texto, deben leer cada carta”.

”Cartas de amor” se estrenó en 1988, protagonizada por John Rubinstein, ganador de un Tony, como Andrew y Joanna Gleason, que también acababa de ganar un Tony por su papel en Into the Woods, como Melissa.

 

Siguiente parada, Nueva York

Después de las críticas más que positivas en Nueva Inglaterra, Gurney y Tillinger se unieron para llevar ”Cartas de amor” a Nueva York, pero en lugar de buscar un teatro vacío, optaron por el Promenade Theatre en el off de Broadway que ya representaba otra obra de Gurney. El autor recuerda, “le dije a los productores de “La hora del cóctel”: ‘¿qué os parecería programar “Cartas de amor” el lunes por la noche?’” La idea funcionó y ”Cartas de amor” se estrenó el 27 de marzo de 1989, con Kathleen Turner y Rubinstein retomando el papel. Sin embargo, la temporada tuvo tanto éxito que en seguida se convirtió en una producción a tiempo completo con 8 funciones a la semana.

 

Las celebridades acudían en masa

Al extenderse la noticia sobre este espectáculo sencillo, inolvidable y emotivo en el off-Broadway, cada vez más celebridades querían participar en él. “Estaba en una fiesta y Elaine Stritch se me acercó y me dijo ‘quiero hacer tu obra’”, comentó Gurney en otra entrevista. “No quería decirle que era demasiado vieja, así que le pregunté: ‘¿Y con quién lo harías?’ Y me contestó: ‘Ya tengo con quién. Jason Robards.’” A partir de ese momento más de cincuenta actores firmaron para representaciones limitadas de la función, incluyendo a Stockard Channing, Swoosie Kurtz, Christopher Walken, Edward Hermann, Christopher Reeve, John Clark y Joseph Sommer. La producción tuvo tal éxito que se mudó al Edison Theatre de Broadway el 31 de octubre de 1989, con Jason Robards y Colleen Dewhurst como protagonistas.

 

“Cartas de amor” se extendió por el mundo

Ese montaje de ”Cartas de amor” bajó el telón por última vez el 21 de enero de 1990, pero la historia de amor no había terminado ni mucho menos, y en los años siguientes Charlton Heston y Jean Simmons (1991), Sigourney Weaver y Jeff Daniels (2007), Elizabeth Taylor y James Earl Jones (2007) y Samantha Bee y Jason Jones (2010), entre otros muchos, continuaron dando voz a estas cartas inolvidables.

Además, la función se ha representado en multitud de países, y en 2014, por ejemplo, Alain Delon y Gerard Depardieu la representaron alternativamente con Anouk Aimee en París.

 

Y el paso al cine.

Una década después de su estreno en Broadway, Martin Starger compró los derechos cinematográficos de ”Cartas de amor” y la película se rodó en 1999, protagonizada por Laura Linney y Stephen Weber y dirigida ni más ni menos que por el gran Stanley Donen.

 

Empieza una nueva “Carta”

En la era de comunicación instantánea, iPhones y Twitter, ”Cartas de amor” volvió a Broadway en 2014 trayendo recuerdos de una época más sencilla, de la mano del director ganador de un Tony, Gregory Mosher. La temporada limitada incluyó las apariciones de: Carol Burnett, Alan Alda, Candice Bergen, Stacy Keach, Diana Rigg, Anjelica Huston, Martin Sheen, Mia Farrow y Brian Dennehy.

“Cartas de Amor” es una pieza extraordinaria,” declaró Dennehy en una entrevista. “No puede haber un montaje más sencillo que éste, y sin embargo, trata sobre todo en la vida. El primer amor, la pérdida de oportunidades, la enfermedad, la pérdida del amor… es una obra bellísima, y todo lo que uno hace es decirla en voz alta.”

Pero la leyenda de “Cartas de amor” sigue creciendo, y este mismo año Ali McGraw y Ryan O’Neal han vuelto a encontrarse cuarenta y cinco años después de rodar “Love Story” para interpretar esta inolvidable obra de A.R.Gurney en una exitosa gira por todo Estados Unidos.

1
Sinopsis

La obra se centra en dos personajes:

Melissa Gardner y Andrew Makepeace Ladd III, que, sentado uno al lado del otro frente a sendas mesas o escritorios, leen en voz alta las notas, cartas y postales, en las que, durante casi cincuenta años, se cuentan las esperanzas, ambiciones, sueños, decepciones, victorias y fracasos que van teniendo a lo largo de su vida.

Andrew Makepeace Ladd III y Melissa Gardner, ambos nacidos en el seno de una familia rica y de buena posición, son amigos de la infancia, y su correspondencia comienza con una tarjeta de agradecimiento por un cumpleaños y continúa con postales desde sus lugares de veraneo. Se suceden cartas en las que se manifiesta una atracción mutua, a lo largo de su periplo en internados y universidades. Mientras que Andy estudia leyes en Yale con excelentes notas, Melissa va de colegio en colegio suspendiendo. Mientras Andy se va a la guerra, Melissa se casa, pero su nexo con Andy permanece fuerte y mantiene el contacto incluso cuando éste se casa, se convierte en un abogado de éxito, se mete en política y, finalmente, es elegido para el Senado de los Estados Unidos. Mientras tanto, con un matrimonio destrozado, Melissa coquetea con el arte y los gigolos, bebe más de lo que debería y se ve separada de sus hijos. Con el tiempo, ella y Andy tienen una aventura amorosa breve, pero ya es demasiado tarde para ellos.

 

Deja un comentario

Email (no será publicado)