« Beat Generation. New York, San Francisco, París »

Post By RelatedRelated Post

967_xl

 

fr-copia-30x30uk copia

 

 

El Centro Pompidou de París expone hasta el 3 de octubre de 2016 una nueva retrospectiva dedicada al movimiento literario y artístico nacido en a finales de la década de 1940 y que extiende su influencia hasta el final de la década de 1960. La muestra acoge lecturas , conciertos, encuentros , ciclos de cine, coloquios, etc.

 

 

“La Generación Beat, es una inspiración que tuvieron [...] a finales de los años cuarenta, una generación de jóvenes a la moda (hipsters) locos e iluminados, que recorrieron América viviendo en la calle y yendo de un lado a otro en auto-stop, harapientos, guapos, felices, incorrectos y agraciados, una nueva visión inspirada en la manera en la que habían oído el término beat, empleado en las esquinas de las calles de Times Square y Greenwich Village y en otras ciudades, en las noches de los centros urbanos de la América de la postguerra. Beat, es decir, sin blanca pero llenos de fuertes convicciones”
Jack Kerouac, « Aftermath: The Philosophy of the Beat Generation », Esquire, marzo 1958, pg. 24.

 

 

La Generación Beat, movimiento literario y artístico surgido a finales de los años cuarenta en los Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial y en los primeros días de la Guerra Fría, escandaliza a la América puritana y macartista, anticipa la liberación cultural, sexual y estilo de vida de la juventud de los años sesenta, rechaza el cientifismo y las ideas tecnológicas occidentales, el racismo y la homofobia, en defensa de una nueva ética tribal y el uso de drogas psicotrópicas, e inspira directamente los movimientos de mayo del 68, la oposición a la guerra de Vietnam o a los hippies de Berkeley, Woodstock y del mundo entero.
Vistos por primera vez por la cultura dominante como rebeldes subversivos, los beats aparecen hoy como los protagonistas de un movimiento cultural que se sitúa entre los más importantes del siglo XX.

Las obras literarias beat, recibidas con desprecio y recelo, ahora son parte del bagaje de la literatura americana y se enseñan en las universidades. El término “beat”, tomado de la jerga de la calle significa “roto, pobre, sin hogar” y renueva el mito romántico y bohemio de la generación perdida. El escritor franco-canadiense Jack Kerouac, cuya novela On the Road (1957) sigue siendo la piedra angular del movimiento, va a añadir un matiz contemplativo: “beat” también se puede interpretar como “feliz” en sentido espiritual. De esta manera, la generación beat refleja un profundo apego a la vida al aire libre, la naturaleza y la espiritualidad chamánica en la que el hombre es parte del Cosmos. Finalmente, en “beat”, se puede percibir el tempo del bop, que sigue siendo, particularmente a través de la figura de Charlie Parker, la música orgánicamente ligada al movimiento. Son por otro lado las culturas del jazz y del be-bop las que inspirarán a la poesía beat en sus técnicas de prosodia, ritmo e improvisación.

Si bien el grupo se constituye en Nueva York con la reunión en la Universidad de Columbia en 1944 de Jack Kerouac, William Burroughs y Allen Ginsberg, a los que se les une más tarde Gregory Corso, luego, en la década de los cincuenta se traslada a California, al barrio de North Beach. La librería City Lights y la editorial de Lawrence Ferlinghetti fueron sus impulsores.

Es en San Francisco, en el Six Gallery de Fillmore Street, donde en 1955 Allen Ginsberg lee su poema Howl, lectura que estará en el origen de una sensacional transformación y contribuirá a la fama de los escritores beat. París será el lugar elegido en Europa para este movimiento esencialmente nómada. Su lugar de reunión será el “Beat Hotel” en la calle Git-le-Coeur, donde vivieron en los años cincuenta y sesenta, Burroughs, Corso, Ginsberg, Orlovsky y Gysin y donde entraron en contacto con artistas franceses, como Jean-Jacques Lebel, uno de los propagandistas más activos de la cultura beat en Francia. El Beat Hotel fue, al mismo tiempo, un espacio atravesado por la magia y un verdadero laboratorio para la experimentación visual y sonora. Es concretamente ahí donde Burroughs y Gysin elaboraron la técnica del cut-up.

Fuera de Nueva York, San Francisco y París, la geografía beat se extiende a México, donde artistas, escritores, fotógrafos y cineastas encontraron modelos de existencia alternativos al mismo tiempo que caminos de acceso al pensamiento y culturas indígenas, a Tánger (donde Ginsberg, Burroughs y Gysin se unieron a Paul Bowles y residieron largo tiempo), y a la India y Japón, donde Ginsberg y Orlovsky junto a Garry Snyder fueron en busca de las bases de la filosofía Zen.

La exposición “Generación Beat” está organizada geográficamente, siguiendo como eje ideal la ruta analógica trazada por la inmensa obra “On the Road” y se divide en tres grandes secciones (Nueva York, California, París) con dos espacios más pequeños dedicados a México y Tánger. Aunque históricamente enmarcada entre 1944 y 1969, la exposición se caracteriza también por algunas incursiones en la época contemporánea. Un ejemplEl Centro Pompidou expone hasta el 3 de octubre de 2016 una nueva retrospectiva dedicada al movimiento literario y artístico nacido en a finales de la década de 1940 y que extiende su influencia hasta el final de la década de 1960. La muestra acoge lecturas , conciertos, encuentros , ciclos de cine, coloquios, etc.o es la obra de Allen Ruppersberg Singing Posters (2003-2005), inspirada directamente en el poema Howl de Allen Ginsberg y que transcribe fonéticamente. Con el objeto de subrayar el gran interés que los escritores beat manifestaron por las tecnologías de grabación y de reproducción mecánica, Franck Leibovici elaboró un protocolo de influencias centrado sobre esta cuestión.

 

PDF Jack Kerouac-En-el-camino

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Deja un comentario

Email (no será publicado)