“Demolición” Una de esas películas que cambian tu perspectiva

unnamed

Post By RelatedRelated Post

Siempre había pensado que Jake Gyllenhaal hace un buen papel de secundario, no destaca especialmente y no interrumpe el trabajo  de los protagonistas. Pero si te paras a pensar, su carrera está plagada en realidad  de protagonistas espectaculares. Desde un Donnie Darko, que con 21 años que dio una vuelta al género, hasta la oscarizada película que visibilizó una relación homosexual con Brokeback mountain,no he visto ni Nightcrawler ni Revancha, pero de la crítica sólo se oían maravillas.

Pues bien, Davis Mitchell, el protagonista de “Demolition” es un hombre que tampoco se hace destacar y los días en su vida pasan sin pena ni gloria, sin interferir con su mujer, ni con sus suegros o sus compañeros de trabajo, nunca ha sido un hombre muy brillante ni con unos objetivos claros hasta que …

Un día su todo se desmorona, él y su mujer Julia tienen un accidente de coche pero mientras él sale físicamente ileso, Julia (Heather Lind) muere fatalmente. Está en el hospital, no siente tristeza, le entra hambre y va a una máquina expendedora; se atasca lo que compra, se atasca su vida. Pasan los siguientes días centrado en escribir una carta para recuperar la golosina que en recomponerse. Y aquí está el punto de inflexión, Davis ha vivido su vida por comodidad, se casa con su mujer por ser la hija del jefe, tiene su puesto de trabajo gracias a ello, su vida es el trabajo y carece de amigos. ¿He dicho hace un momento que Davis no se desinhibe? Pero en realidad sí lo hace, con las cartas que le manda a la empresa de vending las cuales le llevarán a Karen Moreno (Naomi Watts) y con su hijo, él se verá arrastrado a destruir todo lo que quedaba de su antigua vida (no, no en sentido figurado, pues Davis se hace hasta con un bulldozer para destruir esa vida).

Lo he visto en algunas otras reseñas, pero creo que todos coincidimos en que el personaje Davis Mitchell y Jake Gyllenhaal tienen una química increíble. Diría que es una de las mejores interpretaciones de Gyllenhaal y una de las más creíbles.

 

 

Jean-Marc Vallée, el director, ya lo hizo con Dallas Buyers Club, pero lo ha conseguido de nuevo: sus personajes son humanos, creíbles, de carne y hueso. La dirección está increíblemente bien llevada, no hace un sobreesfuerzo en que la iluminación o la cámara queden perfectas, sino que simula ser torpe y natural, como un ser humano (que está muy cuidado, hay que decirlo). Los personajes tienen sus traumas y sus preocupaciones, traumas y preocupaciones que permiten al espectador empatizar con sus protagonistas.Todos se han visto destrozados por la muerte de Julia. Una edición de video demoledora, rápida y brutal pero que además sabe mantener los tiempos conjunto a su banda sonora.

Cabe destacar al gran actor novel Judah Lewis (interpretando a Chris Moreno), que lleva las inquietudes de un adolescente rebelde y con inseguridades sobre su sexualidad a ser un ser humano tangible; Naomi Watts que se le echaba de menos en la interpretación vuelve a la carga (aunque no es la que más destaque del filme) junto a un un Chris Cooper que nos avisa de que sigue aquí y de que es tan buen actor como lo recordamos.
Es una película preciosa, es un verdadero drama que te contenta constantemente con chascarrillos, quiero volver a verla. Me he quedado con ganas de más. “Demolición es una de esas películas que cambian tu perspectiva, vete a verla bien vivas en la monotonía o en la felicidad más pura. Es una crítica a la alienación de las relaciones sociales y lo que nos rodea. Mis entrañas se torturan por haber pagado por el último estreno de X-men y haber podido disfrutar de esta obra esta maestra por motivos de trabajo. Quiero que Vallée haga más películas tan humanas como ésta y que se consagre como director. Si algo estaba mal hecho, lo he pasado por alto.

 

DEM_7079.psd

Sipnopsis
Demolición cuenta la historia de Davis Mitchell (Jake Gyllenhaal), un exitoso ejecutivo que lucha por entender su desconexión emocional tras la repentina y trágica muerte de su mujer Julia (Heather Lind) en accidente de coche. A pesar de la presión de su suegro (Chris Cooper) para recuperarse, Davis continuará desconcertado y lo refleja desmontando compulsivamente objetos de su alrededor hasta que conoce a Karen (Naomi Watts). Con la ayuda de ésta y su hijo Chris, comenzará un proceso de reconstrucción de la vida que alguna vez conoció.

 

 

“Estudiante de diseño gráfico, amante del arte secuencial. Curioso, experimental e inexperto. Para proteger al mundo de la devastación, para unir a todos los pueblos en una sola nación y para denunciar a los enemigos de la verdad y el amor.”

Deja un comentario

Email (no será publicado)