Mario Vargas Llosa: La vida como una verdadera ficción, el caso sirio cual presencia ominosa.

Vargas_Losa_Goteborg_Book_Fair_2011b 2

Post By RelatedRelated Post

 

En la cosmovisión árabe existe el yinn (genio), las cuevas mágicas del al-Ándalus(como la Cuevas de Montesinos en El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha) que se mantienen en la cosmovisión musulmana, o si existen fundamentalistas en esa confesión es que siguen a pie juntillas las creencias de El Corán libro con concesiones violentas hacia los infieles, o cuando los nativos peruanos pensaban en el advenimiento de Inkarri que los sacaría de su oprobiosa existencia de siglos, incluso a sus creencias las consideran parte de su realidad sea apariciones, qarqachas, pishtaqos, o cuando Gabriel García Márquez presenta el realismo mágico en sus novelas no hace sino manifestarse como piensan en su pueblo Aracataca, o cuando se invadió Irak con una justificación errónea y muchos medios occidentales lo apoyaron; es que estamos creando una semiósfera de ficción como En el mismo barco parafraseando un ensayo de Peter Sloterdijk, y si el pensamiento, la vida es una ficción como asevera Pedro Calderón de la Barca, considero al novelista peruano Vargas Llosa como un intelectual con lerda resiliencia en cuestión política. Sartreano – comunista en su momento; hoy un neoliberal, multiculturalista lo apodaban “sartrecillo valiente”, ahora valora a Albert Camus(antípoda de Sartre) intelectual nada ortodoxo, ni dogmático, sin apoyo inveterado a los políticos de turno; con una opinión sesgada respecto a la invasión norteamericana en Diarios de Irak premune sobre los “fanáticos religiosos” , empero hace hincapié sobre “[esa] verdadera liberación”,la revista PLOS Medicine acentuará que tal invasión produjo medio millón de muertos; considera a su país un lugar que avanza cuando los índices en corrupción, en salud, vivienda, en educación verbigracia es la peor de América hispana (Pisa-2015) y en seguridad sigue siendo un país tercermundista con la mayoría de su población aun relegada en lo económico.

                   Sobre Medio Oriente en su artículo de El país: “La libertad y los árabes” del 13 de febrero 2011 rememora al desesperado tunecino Mohamed Bouazizi como antecedente de las primaveras árabes y del ideal democrático, no integrista y pidió apoyar a los rebeldes (en la actualidad muchos conversos a Daesh), mas en ese entonces muchos ya eran partisanos del fundamentalismo desde sus gritos de guerra: Allahu Akbar como se manifiesta en imparciales estudios. Incluso criticó a Occidente en estos términos: “La equivocación garrafal de Occidente ha sido ver en el movimiento emancipador de los árabes un caballo de Troya gracias al cual el integrismo islámico podía apoderarse de toda la región”¹. La ominosa realidad superó su hipótesis; luego en “La quinta columna” de El país del 11 de agosto 2013 manifiesta que esa exaltación de ver pueblos que reclamaban democracia era una ilusión; aunque critica la tiranía de Siria y la Turquía de Recep Erdogan olvida que el gobierno sirio aunque domeñado por los alauitas chiíes era sinónimo de tolerancia, la esposa de Assad es sunnita, el laicismo estaba presente.

                       Y en“Las guerras del fin del mundo” del 7 de septiembre 2014 considera a Al Assad un asesino genocida de su puebloy aun evoca con nostalgia a esos rebeldes como “El gran movimiento de liberación que se alzó en armas contra la dictadura de Bachar al Assad en Siria, y en la que, en un primer momento, dominaban las fuerzas democráticas y modernizadoras,[que] fue traicionado por los países occidentales, que se bajaron los pantalones ante Putin, proveedor de armas de la dictadura, permitiendo de este modo que los principales protagonistas de la lucha contra El Assad fueran los fanáticos del Estado Islámico²” y concluye que “las primaveras árabes están muertas y enterradas”. Otrosí en “Je suis Charlie Hebdo” 9 de enero 2015 enarbola a la libertad y la democracia contra esos ataques terroristas y en “El poder de la blasfemia” del 19 de abril 2015 destaca a Ayyan Hirsi Ali autora de Heretic. Why Islam Needs a Reformation Now (publicado como Reformemos el islam) como una de las heroínas de nuestro tiempo, quien postula que Europa equivoca al mencionar que Estado islámico y Al Qaeda son ajenas a la religión basada en El Corán: “El origen de la violencia que practican los yihadistas tiene su raíz en la propia religión (el islam)³”. Esta información la confirma el catedrático Xavier Luffin de la Université libre de Bruxelles, así como Bernard Haykel de la Universidad de Princeton para quien Daesh es un retorno al antiguo islam.

                      Otrosí en su artículoNiño muerto en la playa” del 20 de septiembre2015 destaca la fotografía de Aylan Kurdi y asevera: “Esta inmigración debe ser organizada y ordenada de acuerdo a una política común inteligente y realista, como está proponiendo la canciller Ángela Merkel, a quien, en este asunto, hay que felicitar⁴”.Y recomienda a Occidente contribuir con los países africanos y del Medio Oriente para acabar con las satrapías que los gobiernan y establecer regímenes democráticos; mas solo a dos meses resonó al grito de Allauh Akbar los atentados en París donde murieron 137 personas y 415 resultaron heridas, y Francia cambio de prioridad, ya no sacar a Assad sino al nominado Estado islámico (Daesh); ergo la realidad demostró que muchos eran migrantes económicos sin dejar de destacar a los miembros infiltrados del fundamentalista Estado islámico que sembraron el terror en la “infiel” Francia y se expandieron más allá del Magreb, el Mediterráneo y África; de mi parte considero que un verdadero intelectual debe ser consecuente como fue Simón Leys quien criticó al régimen déspota de Mao mientras al unísono éste recibía apoyo de intelectuales occidentales como Jean Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Roland Barthes, Michel Foucault y que Mario Vargas Llosa destaca en su noble artículo “La batalla de un hombre solo”. Respecto a las primaveras árabes pecó de generoso, mírese en lo que han acabado miles de jóvenes al grito de “Alá es el grande” han sido fieles a su más conservadora cosmovisión, a su cultura donde lo religioso es sobre la política muy distinto al laicismo occidental. Muchos de esos rebeldes sirios “moderados” financiados por el fundamentalista saudita y la monarquía de Qatar luchan contra el régimen de Assad quien es apoyado por muchas confesiones, incluso más allá de los intereses geopolíticos como acentúa el obispo católico de Alepo de rito caldeo Antoine Audo, aun el apoyo es de los ciudadanos sirios después de cinco años de guerra; incluso por citar un caso, una investigación francesa de Tv France 2: Un Œil sur la planète. Syrie: le grand aveuglement demuestra la raigambre fanática e intolerante de esos rebeldes, muchos foráneos y el apoyo popular como bastión a Assad; a su vez para aclarar esa tesis de fanatismo citaré versos de El Corán “Matad a vuestros enemigos donde quiera que los encontréis… Mas, si os atacaran bañaos en su sangre. Tal es la recompensa a los infieles”. Sura 2 aleya 187. “Matad a los idólatras en donde quiera que los halléis… mas si se convirtieron, si observaron la oración e hicieron limosna, dejadlos tranquilos, en paz”. Sura 9 aleya 5. Esas ideas aparecen asimismo en los hadices donde se relata la vida de Mahoma, profeta que consiente la lapidación de adúlteros y como se colige se aúna a una cosmovisión musulmana fundamentalista.

Sin embargo no debe desmedrarse en el novelista su firme convicción democrática que en sí impelió para que la Academia Sueca le otorgase un premio justo a decir de Marco Martos, presidente de la Academia peruana de la lengua en ese entonces, o en su crítica sobre las estatuas vestidas en Roma ante la visita de un dignatario musulmán; a su vez disiento cuando asevera una sociedad multicultural, pues olvida las identidades nacionales; él es parte de una alta herencia cultural del Perú donde existen letrados como Garcilaso y es coetáneo de Raúl Porras Barrenechea[Su maestro], Alfredo Bryce Echenique, Martin Adán, Eduardo Eielson o quienes hicieron de Francia su hogar como Julio Ramón Ribeyro o César Vallejo, quien se fue del Perú para no volver más (poeta no leído en su patria y desconocido para los franceses hoy) o el novelista José María Arguedas quien ante sus traumas infantiles y el desprecio intelectual se suicidó, y parafraseando un ensayo del nobel sobre Arguedas se ha enarbolado una seudo utopía en Mario Vargas Llosa y sus ficciones del neoliberalismo; acaso el destino de quienes se enfrentan al innoble establishment sea la degradación, dan testimonio el desprecio del racista Alberto Hidalgo al noble diputado y cuentista Abraham Valdelomar, quien criticaba a los “funcionarios parasitarios” que carecían y despreciaban la “cultura” sin “valores morales”; ya José María Eguren antes de morir decía en eufemismo a sus ancianas hermanas: “allá habrá menos burros”. Vargas Llosa es acrítico en muchas cuestiones políticas y parcializa; y más allá de que en lo literario se ha centrado en el pesimismo, la decadencia contemporánea en sus novelas donde hace siempre un hincapié sexual como la zoofilia en La ciudad y los perros, lo pederasta en El elogio de la madrastra, la vejación sexual en La guerra del fin del mundo, el masoquismo en Lituma en los Andes, el proxenetismo en Pantaleón y las visitadoras como en La casa verde, el travestismo en Al pie del Támesis, la sodomía en El sueño del celta, el lesbianismo en Cinco esquinas por mencionar algunas, aunque esas temáticas novedosas en la cultura peruana y que se remontan en el siglo XX al delicado Marcel Proust, por citar un ínclito caso, sobre todo en Sodome et Gomorrhe de À la recherche du temps perdu, o sus palabras violentas como “huachafo” a la novelística de Manuel Scorza, o “hija de delincuente” a la descendiente de un dictador peruano, considero feble su posición sobre el Medio Oriente; y de espíritu meliorista destaco a Mohammed bin Rashid Al Maktoumactual primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos y mandatario del emirato de Dubái quien asevera enUn futuro de felicidad, tolerancia y juventud” que en su país se ha aprendido de los cientos de miles de muertos y millones de refugiados en su región “que la intolerancia sectaria, ideológica, cultural y religiosa solo alimenta el fuego de la ira⁵” y por eso en su país se ha creado el ministerio de Estado para la Tolerancia; y destaca que esa idea de felicidad sea promovida por el Estado, y que preconiza Aristóteles y luego Ibn Khaldun, asimismo la Declaración de Independencia de Estados Unidos que defiende la búsqueda de la felicidad como el derecho de cada individuo. Considero que Mario Vargas Llosa no entendió el error de Occidente sobre Medio Oriente y que se ha ido esclareciendo en obras como de Frederic Pichon Syrie pourquoi l’Occident s’est trompé?, o deFrancois BelliotGuerre en Syrie: Le mensonge organisé des médias et des politiques français. Solo agregaré que muchas propuestas de Mahoma respecto a la intolerancia, a la violencia semejan a las del Antiguo testamento, ya Mark Twain en sus Reflexiones contra la religión considera merecedor de una pena capital a un Dios así.

 

Fotografía: Wikimedia

Bibliografía:

-Abu Zakaria An-Nawawi.40 hádices: Traducción Lic. M. Isa García. La Meca. Sf http://www.islamguiden.com/40hadither/40hadith_sp.htm

-Mahoma El Corán. Traducción de Juan Bergua. Madrid. Ediciones Ibéricas 1963.

-Mohammed bin Rashid Al Maktoum “Un futuro de felicidad, tolerancia y juventud”https://www.project-syndicate.org/commentary/united-arab-emirates-happiness-ministry-by-mohammed-bin-rashid-al-maktoum-2016-02/spanish. Cita 5.

-Vargas Llosa, Mario. Artículos en El país.

-http://elpais.com/diario/2011/02/13/opinion/1297551613_850215.html “La libertad y los árabes”. Cita 1.

- http://elpais.com/elpais/2013/08/10/opinion/1376152175_149575.html “La quinta columna”

-       http://elpais.com/elpais/2014/09/04/opinion/1409856348_817996.html “Las guerras del fin del mundo”. Cita 2

-       http://internacional.elpais.com/internacional/2015/01/09/actualidad/1420842456_901133.html “Je suis Charlie Hebdo”

-       http://elpais.com/elpais/2015/04/17/opinion/1429282879_747536.html “El poder de la blasfemia”. Cita 3

-       http://elpais.com/elpais/2015/09/18/opinion/1442579286_144627.html

“Niño muerto en la playa” Cita 4.

-       http://elpais.com/elpais/2015/05/29/opinion/1432916049_367629.html

“La batalla de un hombre solo”.

-Vargas Llosa, Mario. Contra viento y marea. Barcelona Editorial Seix Barral. 1983.

–Vargas Losa, Mario. La utopía arcaica. José María Arguedas y las ficciones del indigenismo. México. Fondo de Cultura económica 1996.

-Vargas Llosa, Mario. Diarios de Irak Lima Editorial Aguilar 2004

 

Deja un comentario

Email (no será publicado)